Evangélicos franceses toman medidas para prevenir abuso sexual

“La triste situación de la Iglesia Católica es una advertencia”, dice el presidente del Consejo Nacional de Evangélicos en Francia.

Evangelical Focus · PARÍS · 09 DE ENERO DE 2019 · 20:35

Foto: Trym Nielsen (Unsplash, CC0),
Foto: Trym Nielsen (Unsplash, CC0)

Las iglesias evangélicas no deben ver los casos de abuso sexual en la Iglesia Católica Romana con algún tipo de desprecio, dijo el presidente del Consejo Nacional de Evangélicos de Francia (CNEF) a pastores y otros líderes durante la Asamblea General de la entidad.

“Todos estamos horrorizados por las recientes revelaciones y simpatizamos con las víctimas de estos crímenes”, dijo Etienne Lhermenault. “Pero podría ser que muchos de nosotros no nos sintamos preocupados, porque [la Iglesia Católica] es la iglesia vecina, y generalmente es muy criticada en nuestras filas”.

Los evangélicos, dijo, estarían “equivocados en no tomar en serio este problema”.

Los crímenes que fueron llevados a la corte ensombrecieron “a todo el cristianismo”, dijo Lhermenault. “Y no se trata solo de una cuestión de reputación cristiana, sino de un mal testimonio de Aquél que nos salvó”.

Etienne Lhermenault se dirige a la Asamblea General de la CNEF. / CNEF Nacional de Facebook

Etienne Lhermenault se dirige a la Asamblea General de la CNEF

 

EL VIGA EN EL OJO PROPIO

Los cristianos evangélicos no deben caer en la tentación de “dar lecciones” a los católicos, dijo el jefe de la CNEF, pues ha habido “escándalos de adulterio descubiertos por el movimiento #metoo entre pastores prominentes” en países como Estados Unidos.

Algunas “informaciones parciales, lamentablemente, me permiten pensar que en nuestras iglesias evangélicas también hay pastores y líderes que no están libres de fallas graves. Y aunque no estoy al tanto de hechos comprobados de pedofilia, he oído hablar de acoso sexual e inmoralidad”, dijo Lhermenault en su discurso.

 

UNA SOCIEDAD HIPERSEXUALIZADA

“Todos pagamos, católicos, evangélicos, ateos, un precio muy alto por la hipersexualización de una sociedad que pensó que había encontrado en la liberación de las tradiciones una cura para su inquietud. Pero esta sociedad está cosechando, unas décadas más tarde - y estamos incluidos - una tiranía de deseos que esclaviza y se ejerce en detrimento de los más vulnerables”.

“La triste situación de la Iglesia Católica es una advertencia”, dijo el presidente de la CNEF, y los líderes de la iglesia tienen la “obligación” de ayudar a las víctimas de delitos sexuales. También deben llegar a aquellos en el liderazgo cristiano que pueden encontrarse en “tentación”.

 

DOS INICIATIVAS ESPECÍFICAS

El plenario de la asamblea de la CNEF decidió dar dos pasos iniciales. El primero es “enviar una carta a todos nuestros miembros para crear conciencia sobre este tema y recordarles las obligaciones legales de cualquier ministro religioso que tenga conocimiento de delitos de esta naturaleza”.

En segundo lugar, el CNEF acordó “reunir a un grupo de trabajo formado por las diferentes familias espirituales del Consejo Evangélico para desarrollar una deontología pastoral que todas las denominaciones puedan utilizar para hacer recomendaciones a sus cuerpos pastorales”.

Publicado en: EVANGÉLICO DIGITAL - MUNDO - Evangélicos franceses toman medidas para prevenir abuso sexual