La renovación del Código Penal indigna a los evangélicos haitianos

La modificación, entre otras cosas, tipifica como delito la discriminación por motivos de “orientación sexual”.

Protestante Digital · 30 DE JULIO DE 2020 · 12:00

Miles de evangélicos han recorrido las calles de Puerto Príncipe para protestar contra algunos artículos del nuevo Código Penal. / Twitter @DiarioLibre,evangélicos haitianos
Miles de evangélicos han recorrido las calles de Puerto Príncipe para protestar contra algunos artículos del nuevo Código Penal. / Twitter @DiarioLibre

El contenido del nuevo Código Penal en Haití ha desatado la indignación de los evangélicos de ese país caribeño. Con carteles y camisetas con lemas como “Viva la familia”, miles de cristianos evangélicos se manifestaron este domingo en las calles de Puerto Príncipe para pedir la retirada de algunos artículos incluidos en la nueva la nueva ley, aprobada mediante decreto presidencial. 

La protesta, convocada por el Consejo Espiritual Nacional de Iglesias de Haití (CONESPAH, por sus siglas en francés), la Federación Protestante de Haití (FPH, por sus siglas en francés) y el Consejo de Iglesias Evangélicas de Haití (CEEH, por sus siglas en francés), este último miembro de la Alianza Evangélica Mundial, transcurrió de forma pacífica y los manifestantes reclamaron al presidente del Estado, Jovenal Moïse, la retirada de los puntos de la nueva legislación que consideran “inmorales” y peligrosos para otros derechos.

Entre ellos, el más conflictivo es la tipificación como delito de lo que se pueda considerar como discriminación por causa de “orientación sexual”, ya que el nuevo Código Penal legaliza el matrimonio entre personas del mismo sexo.

“Si un pastor no quiere casar a dos hombres o a dos mujeres será arrestado y estará en riesgo de prisión por entre uno y tres años”, aseguró el pastor Wismond Jeune, durante la concentración. 

La renovación del Código Penal indigna a los evangélicos haitianos

Los manifestantes salieron a la calle con camiones que transportaban altavoces y reproducían música. En la imagen puede leerse: "La iglesia dice 'no' a la inmoralidad, la homosexualidad, el cambio de sexo, las relaciones zoofílicas y las relaciones precoces para los menores"./Twitter @Amélie Baron

Un nuevo Código Penal después de 185 años

El nuevo Código Penal entrará en vigor dentro de dos años, según lo anunciado por Moïse. Hasta entonces, Haití se habrá regido por una ley que data de 1835.

Uno de los puntos de la legislación actual que serán eliminados es la penalización del adulterio. Además, según especifica el medio local Le Nouvelliste, “el acoso sexual entrará dentro de la legislación penal haitiana” por medio del artículo 307, que “define el acoso como el hecho de imponer repetidamente a una persona comentarios o comportamientos con una connotación sexual que socavan su dignidad debido a su naturaleza degradante o humillante”. Un delito que con la nueva legislación podrá ser sancionado con entre seis meses y un año de prisión y una multa que puede llegar hasta los 25.000 gourdes haitianos (más de 190 euros).

La ambigüedad a la hora de establecer qué parámetros definen lo que es acoso sexual es una de las cuestiones más discutidas en el país, puesto que podría aludir a las uniones entre personas del mismo sexo y esto genera rechazo entre la población evangélica.

Sin embargo, parece ser una disposición más enfocada hacia la violencia sexual contra las mujeres, puesto que según datos de 2015 recogidos en una encuesta a más de 300 haitianas elaborada por Solidaridad de las Mujeres Haitianas (SOFA, por sus siglas en francés) y por la Red Nacional de Defensa de los Derechos Humanos (RNDDH, por sus siglas en francés), el 11% de las mujeres consultadas aseguraban haber sido víctimas de acoso por parte de sus superiores y el 37% de las trabajadoras de la Administración de ONG habían recurrido a tentativas de suicidio.

Aun así, lo evangélicos califican la medida de permitir las uniones entre personas del mismo sexo y de sancionar la discrminación por “orientación sexual” de “ley que llevará a la perdición y que destruirá” el país y piden a Moïse debatir acerca del documento. “Los cimientos de Haití no serán derribado. No estamos de acuerdo con el Código Penal del presidente”, señaló Maxo Joseph, pastor y excandidato a la presidencia del país.

El nuevo Código Penal también específica la penalización entre las relaciones sexuales forzadas entre una persona y un animal. En total, el documento contiene más de 1.000 artículos y se ha redactado a lo largo de los últimos 20 años.

Publicado en: EVANGÉLICO DIGITAL - LATINOAMÉRICA - La renovación del Código Penal indigna a los evangélicos haitianos