Ex atea que se burló de Jesús ahora enseña en seminario cristiano

“El evangelio ha cambiado mi vida”, asegura la Dra. Hongyi Yang profesora de teología sistemática.

Faithwire · TEXAS · 08 DE OCTUBRE DE 2019 · 23:00

Imágen ilustrativa / Pixabay,Seminario
Imágen ilustrativa / Pixabay

La Dra. Hongyi Yang, que antes era atea y se burlaba abiertamente del cristianismo, ahora es una profesora muy instruida de un seminario en Texas.

Hoy, Yang sirve como profesora asistente de teología sistemática en el programa de estudios de la mujer del Seminario Teológico Southwestern Baptist en Fort Worth, de acuerdo a una columna reciente que ella misma escribió para Baptist Press.

Yang se mudó a Texas en el año 2000 después de haber crecido en el suroeste de China, donde le enseñaron a creer que Dios es un mito. De hecho, la primera vez que vio una Biblia fue ese año, cuando era estudiante de intercambio. Antes de mudarse a los Estados Unidos, sólo había conocido a un cristiano en toda su vida.

“Yo era atea en esa época”, escribe la profesora al referirse a la primera vez que vino a Texas. “Creía que no había un Dios que pudiera salvarnos y que debemos luchar por el éxito con nuestra propia habilidad, diligencia y suerte”.

Sin embargo, cuando Yang se encontró en Texas, todo eso cambió. De repente, recuerda, estaba “rodeada de cristianos e iglesias”, un choque cultural que provocó un nivel de “menosprecio”, admite ella, hacia el cristianismo.

“También me burlé del cristianismo”, escribe. “Me pareció tan humillante adorar a un Dios que fue crucificado en una cruz. Esto es exactamente lo que dice 1 Corintios, que ‘un hombre natural no acepta las cosas del Espíritu de Dios, porque son locura para él’. (1 Corintios 2:14). En realidad, yo era la tonta”.

Dios, en su perfecta gracia, esperó a Yang. En los últimos tres días del año 2000, la trayectoria de su vida cambió por completo. Ella asistió a una conferencia evangelística donde escuchó a dos oradores cuyos mensajes cambiaron drásticamente su perspectiva. De repente se convenció de la existencia de Dios, y en el último día de la reunión, entregó su vida a Jesús.

Yang dice que sus ojos “fueron abiertos” al experimentar “una especie de amor tierno, luminoso y grande” que nunca antes había encontrado.

“Ciertamente sé que hay un Dios y estoy experimentando Su amor”, escribe. "La vida ya no carece de sentido porque existe este Dios”.

La profesora fue bautizada el domingo de Pascua de 2001. Ella invitó a un puñado de amigos no creyentes, y dos de ellos más tarde se convirtieron al cristianismo.

En los últimos 19 años, reflexiona Yang, se ha convertido en “una nueva creación”.

“El Evangelio ha cambiado y sigue cambiando mi vida, mi mente y toda mi persona”, añade.

Publicado en: EVANGÉLICO DIGITAL - EEUU - Ex atea que se burló de Jesús ahora enseña en seminario cristiano